Corales de Paz fue parte de este logro con su programa de buceo con propósito que ha capacitado a 120 buzos, pescadores, turistas locales, extranjeros y amantes de la naturaleza en monitoreo, protección costera, reforestación y seguimiento a la salud de los arrecifes.

Después de más de un año de pandemia y del paso del huracán Iota en noviembre de 2020, la conservación de los arrecifes coralinos, hábitat de cientos de especies marinas, es un tema que cada día se vuelve más importante. El trabajo en conjunto de buzos, pescadores artesanales, biólogos, turistas y ciudadanos ha contribuido a la restauración y al monitoreo de este ecosistema en Colombia.

El proyecto ‘Corales de Paz’ arrancó en el 2016 como una iniciativa para promover la ciencia ciudadana, el turismo especializado y el buceo responsable. Opera en San Andrés, Providencia, Cartagena, Santa Marta e Isla Fuerte. Phanor Montoya, su director, explica que “los arrecifes de coral son fundamentales porque proveen alimentos, protegen las costas y generan ingresos económicos para las comunidades locales, para el turismo y la pesca”.

A través de sus expediciones se han certificado más de 120 buzos, pescadores, turistas locales, extranjeros y amantes de la naturaleza en temas de monitoreo, protección costera, restauración y seguimiento de la salud de los arrecifes de coral. Esta iniciativa también ha logrado que los buzos y pescadores artesanales que tenían conflictos por el uso de los arrecifes, puedan trabajar en conjunto para contrarrestar su deterioro.

Para Andrea Caicedo, bióloga y coordinadora de ‘Corales de Paz’, una de las prioridades del proyecto es crear ‘científicos ciudadanos’, es decir, contribuir a que la ciudadanía se involucre en temas de educación ambiental para que haya más ojos que estén pendientes de la salud y del cuidado de los corales. Además, forman parte de ‘Reef for All’, un proyecto de la Gobernación del Archipiélago, la autoridad ambiental CORALINA y Conservación Internacional Colombia que impulsa la restauración a gran escala de arrecifes de coral en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

‘Corales de Paz’ contribuyó al logro interinstitucional de cultivar en un año más de 13.000 colonias de corales y trasplantar 8.000 de ellas en el archipiélago de San Andrés Providencia y Santa Catalina. “El proyecto se hizo con el fin de ampliar la cobertura coralina y la idea es replicarlo en otras regiones del Caribe y también del Pacífico. Queremos transformar estas acciones locales en acciones nacionales“, explica Montoya.

Josselyn Bryan, coordinadora local de ‘Corales de Paz’ en Providencia, cuenta que el huracán Iota fue un llamado de atención para concientizar a todas las personas sobre la necesidad de cuidar y proteger los arrecifes. “Se ha trabajado mucho con la comunidad local, y esto ha logrado que ahora Providencia sea un ejemplo para lo que se hace en San Andrés”, añade Bryan.

Corales de Paz’ también trabaja con proyectos e iniciativas enfocadas en el buceo con propósito de conservación y restauración de los arrecifes de coral con varios actores, incluyendo el Ministerio de Ambiente, USAID y Parques Nacionales Naturales de Colombia.

Fuente: https://www.semana.com/mejor-colombia/articulo/fascinante-en-un-ano-se-han-cultivado-13-mil-colonias-de-corales-en-san-andres-providencia-y-santa-catalina/202100/

Abrir chat
Hola, ¿En qué te podemos ayudar?