logos fundación amigos del planeta y SPAC
logo facebook

Nuevamente se hunde en el Congreso un proyecto de ley cuyo propósito era prohibir el uso del glifosato para la aspersión de cultivos uso ilícito. No se alcanzó a discutir el articulado del proyecto debido a que se impuso la ponencia de archivo que fue liderada por senadores del Centro Democrático.

Con una votación de nueve votos a favor del archivo y solo tres en contra, el proyecto impulsado por miembros de la Alianza Verde nuevamente se quedó en primer debate. En esta oportunidad, el debate se caracterizó por una discusión reflexiva sobre las implicaciones de la iniciativa, aunque hubo controversia ante los señalamientos de un sector del partido de Gobierno, específicamente el senador Carlos Felipe Mejía, que llegó a insinuar que los que estaban a favor de prohibir el glifosato eran cómplices del narcotráfico.

Ante estos señalamientos, varios miembros de la oposición le recordaron a Mejía el impacto que podía tener estas palabras, pues en Bogotá pueden ser meros señalamientos, pero en la región llegan a ser la razón de las balas, como lo comentó el senador liberal Guillermo García Realpe. Más allá de este tema de estigmatización, la discusión se centró en las dos ponencias negativas que se presentaron en contra del proyecto y que terminaron imponiéndose a los argumentos dados por los sectores de oposición para prohibir el uso del glifosato.

El primero en intervenir en la sesión fue el senador Alejandro Corrales, del Centro Democrático. Este, como ponente de la proposición de archivo, comenzó su exposición recordando que el gobierno de Iván Duque ha estado comprometido con la reanudación de la fumigación con glifosato, pero cumpliendo con todas las reglas ambientales y de seguridad para garantizar el bienestar de los campesinos.

Luego hizo referencia directa a los estudios sobre el tema y aseguró que, de cuatro grupo de estudios que ha usado la Organización Mundial de la Salud, tres han establecido que el glifosato no es probablemente cancerígeno y solo uno, el de la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer, ha determinado que es una sustancia posiblemente cancerígena.

Aunque reconoció esta condición, el senador del Centro Democrático trató de quitarle fuerza a esta situación diciendo que en la misma categoría del glifosato están otros elementos y acciones como cocinar por combustión de biomasa -por lo que el senador dijo que gran parte de la ruralidad estaría expuesta-; la exposición al asfalto -a esto añadió Corrales que bajo esa lógica “no podríamos asfaltar las carreteras-; freír a altas temperatura -que es un método de cocción de buena parte de las comida típicas, según Corrales-; la malaria; hacer turnos de noche; comer carnes rojas; las estufas de carbón; y el trabajo de peluquería.

Fuente: https://www.elespectador.com/politica/se-hunde-en-primer-debate-el-proyecto-que-buscaba-prohibir-el-glifosato/

Abrir chat
Hola, ¿En qué te podemos ayudar?