logos fundación amigos del planeta y SPAC
logo facebook

El coronavirus que persiste en azotar a la humanidad, aporta de sí la presencia de nuevos y peligrosos desechos e impone el aprendizaje urgente de su manejo por parte del estado, la sociedad y las personas.

Un artículo de prensa (el Espectador, 18 de julio de 2021, pág.12), se refiere al aseo especial que demanda la presencia del virus en hospitales y sitios de atención en los procesos de recepción de víctimas, manejo de cadáveres y destino del material utilizado en todos los escenarios de la pandemia. La preocupación radica en la protección rigurosa de que deben ser objeto los trabajadores de tales funciones, expuestos al riesgo determinado por su trabajo presencial.

Al lado de tan justa preocupación, surgen otros interrogantes afines que tocan al ciudadano en general que debe estar advertido del tratamiento y protocolos en el manejo de desechos clínicos que implican los del uso personal obligatorio y de los que se derivan de la compleja campaña de la vacunación masiva y los lugares determinados para su cumplimiento.

En cuanto a lo primero, es posible y frecuente encontrar que la gente se deshace de sus mascarillas de protección, servilletas y pañuelos abandonándolos en plena calle, sitios de encuentro, restaurantes y parques sin ninguna precaución y sin que el estado les de un adecuado manejo. En cuanto a los centros de vacunación debe ser notoria la precaución en el manejo de jeringuillas, agujas hipodérmicas, algodones y gasas utilizadas en los procesos.

Tampoco existen indicaciones educativas para el desecho de los mismos manejos en los hogares y la forma como se deben recoger y empacar para los envíos al servicio púbico de recolección de basuras: ¿En qué bolsa de basura deben depositarse esas mascarillas y pañuelos? ¿Su destino debe ser el de los biodegradables o reciclables? o, se deben utilizar para ello bolsas especiales, de otro color? , importante fueran campañas masivas de información sobre el particular por parte de las autoridades sanitarias correspondientes.

Fuente: Fundación Amigos del Planeta.

Abrir chat
Hola, ¿En qué te podemos ayudar?